Los 23 países que apoyaron a Putin en la votación de la ONU que suspendió a Rusia del Consejo de Derechos Humanos

La resolución que suspendió a Rusia del Consejo de Derechos Humanos de la ONU fue aprobada este jueves con 93 votos a favor, 24 en contra y 58 abstenciones.

Frente al grueso de la comunidad internacional, liderada por EEUU y sus aliados occidentales, el gobierno de Vladimir Putin recibió el apoyo de los regímenes de Venezuela, China, Corea de Norte, Irán, Siria y Cuba.

El representante del régimen de Beijing argumentó que la resolución no fue redactada de manera abierta y que la medida contra Moscú echará más leña al fuego.

El grueso de los votos que rechazaron la resolución provino de Asia, con los votos en contra de China, Corea del Norte, Irán, Kazajistán, Kirguistán, Laos, Siria, Tajikistán, Uzbekistán, Vietnam.

Por su parte, nueve países africanos se sumaron a la oposición: Argelia, Burundí, República Centroafricana, Congo, Eritrea, Etiopía, Gabón, Mali, Zimbabwe.

Solo un país del continente europeo, además de Rusia, votó en contra: Bielorrusia, principal aliado ruso en la logística de la invasión a Ucrania.

En América Latina, fueron Bolivia, Cuba, Nicaragua quienes se sumaron a las filas de rechazo.

En esta región, se abstuvieron Brasil (fuertemente dependiente de los fertilizantes rusos) y México (con una histórica política de no intervención). “Incluso en medio de la guerra todos los canales deben mantenerse abiertos para encontrar una solución diplomática que devuelva la paz”, dijo el representante mexicano. También se abstuvo El Salvador, gobernado por Nayib Bukele, Guyana, Surinam, Trinidad y Tobago y Barbados.

Por su parte, Chile, Uruguay, Argentina y el resto de países sudamericanos apoyaron la iniciativa.Sergiy Kyslytsya, representante permanente de Ucrania ante Naciones Unidas, ofrece comentarios durante una sesión especial de emergencia de la Asamblea General de la ONU sobre la invasión de Rusia a Ucrania, en la sede de Naciones Unidas en la Ciudad de Nueva York, Nueva York, Estados Unidos. 7 de abril, 2022. REUTERS/Andrew KellySergiy Kyslytsya, representante permanente de Ucrania ante Naciones Unidas, ofrece comentarios durante una sesión especial de emergencia de la Asamblea General de la ONU sobre la invasión de Rusia a Ucrania, en la sede de Naciones Unidas en la Ciudad de Nueva York, Nueva York, Estados Unidos. 7 de abril, 2022. REUTERS/Andrew Kelly

Antes de la votación, el embajador de Ucrania reconoció que la medida es “extraordinaria”, pero que las acciones de Rusia están “más allá de los límites”. La suspensión de Rusia del Consejo de Derechos Humanos no es una opción, es un deber”, dijo Sergiy KyslytsyaHemos escuchado muchas veces la misma lógica pervertida del agresor mientras mata a los ciudadanos de su vecino, agregó el embajador, instando a Rusia a implementar las decisiones de la Asamblea General de la ONU.

A su vez, el representante ruso Gennady Kuzmin, criticó la iniciativa. “El proyecto de resolución que estamos considerando hoy no tiene relación con la situación sobre el terreno. Es un intento de EEUU de mantener el control total e intentar la colonización de los derechos humanos”, dijo. “Nuestra prioridad siempre ha sido la defensa y promoción de los derechos humanos. Rechazamos las acusaciones falsas basadas en hechos escenificados y falsificaciones ampliamente difundidas”, añadió.

Luego de la votación, con la expulsión consumada, Ucrania expresó su agradecimiento.

Los criminales de guerra no tienen lugar en los organismos de la ONU a cargo de la protección de los derechos humanos”, dijo el canciller ucraniano, Dmytro Kuleba, en Twitter. “Agradecemos a todos los Estados miembro que apoyaron la resolución [de la Asamblea General de Naciones Unidas] y se pusieron del lado correcto de la historia”, agregó.