Mica Viciconte, la ganadora de Masterchef Celebrity 3: “Ahora me voy a abocar al bebé”

Nadie entra imaginando que va a ganar, pero iba a hacer todo lo posible. Sabía que si quería estar o permanecer, tenía que esforzarme. Nadie te regala nada en la vida, había que leer, estudiar, y para la final me preparé bastante. Estudié, volví a repasar, practiqué, me parece que de eso se trata. Es demostrar que se puede todo: cuando se tiene ganas, uno se esfuerza, le pone dedicación y creo que todo se puede lograr. O por lo menos intentarlo me parece que es la clave, ese es mensaje”, asegura Mica Viciconte. Acaba de coronarse campeona de la tercera temporada de Masterchef Celebrity y, en diálogo con Teleshow, cuenta cómo vivió su participación en el reality.

La influencer se enfrentó en un difícil mano a mano con Tomás Fonzi, a quien le ganó en una noche llena de sorpresas y emociones. Estuvo acompañada por su pareja, Fabián Cubero, con quien en apenas semanas se convertirá en madre por primera vez con la llegada de Luca, y por las hijas que el ex futbolista tuvo con Nicole Neumann, Indiana, Sienna Allegra. “Me encantó que vinieran. Les pregunté a ver si querían porque sino invitaba a mi familia. Pero me dijeron que sí, que estaban contentas. Lo viví con bastantes nervios porque era la primera vez que me encontraba cocinando en una final con las nenas, con Fabi”, destaca.

—¿Qué balance hacés de tu paso por el ciclo?

—Es un balance positivo, no tengo nada negativo. La pasé súper bien, aprendí muchísimo, fue como un desafío también porque a cada uno le pasaba de tener miedo a entrar y no saber con qué encontrarse, el miedo a quedar como primera eliminadaMica Viciconte recibió el saludo de su familiaMica Viciconte recibió el saludo de su familia

—¿Sentís que la gente te conoció desde otro lugar?

—Sí, totalmente. Me conocieron en una etapa en donde estoy embarazada, entonces también me encontraron en un momento más sensible y en este tipo de competencias está bueno que la gente vea realmente quiénes somos.

—Si tuvieras que elegir un jurado, ¿con cuál te quedás?

—Qué difícil…creo que cada uno aporta cosas diferentes. Respecto a la cocina, admiro mucho a Germán (Martitegui), en lo que es con la carrera que formó, pero cada uno tiene su encanto. Así que a los tres, no puedo decidir.

—¿Dudaste cuando te convocaron para ser parte de la tercera temporada de Masterchef Celebrity?

—Dudé porque para entrar tuve que dejar tres trabajos. Fue un desafío, pero decidí jugármela y rezar que me vaya bien o, por lo menos, no ser la primera eliminada, como para justificar mi pérdida de trabajo.

—¿Con qué participantes sentiste que tuviste más afinidad y con cuáles menos?

—Más afinidad, con Mery (Del Cerro), Cathy (Fulop), Malena (Guinzburg), la Peque (Pareto)…me llevé bien con todos, pero con ellas son las que más hablo. Con Tomi (Fonzi) tuve un par de cruces en su momento, que después fueron resueltos, un intercambio por no pensar igual, que no quiere decir que nos llevemos mal, pero bueno, tuve esa diferencia, y después muchos que se fueron al principio que no los terminé de conocer porque estuvieron poco tiempo.

—Me llama la atención porque vos habías dicho que querías llegar a la final con Tomás

—Sí, pero una cosa no quita la otra. Que yo tenga una diferencia con alguien no quiere decir que no me gustaría llegar a la final. Me gustan las finales que tengan ese desafío de competir con alguien que tenga ganas de competir. Como Tomi o Pareto, que para mí era una competidora muy complicada para ganarle, y Mery, que yo pensé que llegaba a la final también.Las alegría de Mica Viciconte al conocer el resultadoLas alegría de Mica Viciconte al conocer el resultado

—¿Te fuiste sorprendiendo con tu evolución?

—Sí…entré sabiendo lo básico, lo que uno cocina en la casa, pero no había estudiado. Me fui sorprendiendo y encontré que la pastelería me encanta. Es muy exacta y yo soy muy así, entonces me siento identificada.

—¿Hubo situaciones en las que pensaste: ‘¿Por qué me metí acá?’?

—En un momento, uno entra en una meseta, que es como por la mitad. Decís: ´No doy más´. No sé si era porque estaba embarazada o qué, pero estaba cansada. Después uno saca el ego y el orgullo. Dije: ´Dale, Micaela, o sos vos, dale, seguí´. Uno saca fuerzas, se renueva, y empieza a abrir la cabeza, pero en ese instante no podía más. Pero creo que todos lo pasamos.

—¿Lo empezaste a disfrutar?

—Al principio no lo disfrutás, era como ir a rendir todos los días examen, no sabías con qué te ibas a encontrar, qué era lo que tenías que hacer. Y después cuando llegás a entender y a tener un poco más de conocimiento y empezás a practicar, uno se empieza a sentir más seguro. Pero al principio solo tenía la base de haber hecho algunas clases de técnicas básicas. Pero si no tenés información y no te esforzás en saberlo, en algún momento se acaba. Y no quería eso, quería sorprender todo el tiempo, que digan ´ah, bueno, la piba está estudiando´.

—¿Cuándo te empezaste a dar cuenta de que podías ganar?

Cuando quedaban 6 o 7, me parece. Teníamos que presentar un menú para después presentar el día de la final, ahí dije: ‘Bueno, no estoy tan lejos’. Me parecía que había hecho mucho esfuerzo y faltaba el último empujón. Así que me puse el triple las pilas para ver qué platos presentaba, averigüé con un chef para que me asesore, necesitaba la palabra de un profesional. Me asesoró, vino a casa, practicamos y después lo practiqué sola.Mica Viciconte venció en la final a Tomás Fonzi Mica Viciconte venció en la final a Tomás Fonzi

—Sos de involucrarte al 100% con tus proyectos…

—Sí, para todo. Me gusta comprometerme, más allá de con el trabajo, me gusta ganar si estoy en una competencia. O por lo menos intentarlo, saber que di todo y, si hubo alguien mejor, lo acepto, pero por lo menos saber que no me quedé de brazos cruzados. Y yo quería demostrar eso.

—Ahora me imagino que te vas a abocar a disfrutar del último tramo de tu embarazo…

—Sí, tengo fecha para la primera semana de mayo, ¡ya! Igual lo re disfruté el embarazo, agradecí haber trabajado, aparte me queda como recuerdo. Creo que también se puede mostrar otro tipo de mensaje, porque a veces uno dice que la embarazada no puede hacer nada. Por supuesto que hay embarazos con más riesgo y, obviamente, el médico te tiene que habilitar. Pero en mi caso es un embarazo dentro de todo saludable, entonces me permitía trabajar y está bueno mostrar que uno puede seguir haciendo las cosas. Sino se te hace eterno…nueve meses encerrada en una casa.

—¿Cómo te ves como mamá? ¿Vas a ser la permisiva o sos la que va a poner más límites?

—En mi vida en general, soy de poner muchos límites, pero todos me dicen: ‘Cuando tengas tu hijo vas a ceder en todo´. La verdad no sé cómo voy a ser, creo que a veces los límites están buenos pero no me imagino. Quizás me encuentro en un mundo que digo todo que sí, así que por las dudas no digo nada.

—¿Y a Cubero como lo ves?

—A Fabián como papá ya lo vivo, lo conozco bastante porque lo veo con sus hijas. No puedo decir nada malo, es un padre presente, que está, es bastante permisivo te diría, por eso yo no quiero ser tan permisiva, pero tampoco quiero quedar como Cruela de Vil al lado de él. Voy a tener que buscar un intermedio.

—¿Estuvo acordada con Nicole la presencia de las nenas?

Sí, yo no me voy a exponer a hacer algo que no estoy habilitada. En ese sentido soy súper respetuosa y todo fue como corresponde, sobre todo porque no son mis hijas. Todo lo que he hecho hasta el día de hoy siempre fue con permiso y autorización.

—¿Cómo están las hermanas mayores con la pronta llegada de Luca?

—Están felices, me preguntan siempre, tienen ganas de que nazca. Y para mí también es un alivio saber que tiene tres hermanas que van a estar pendientes y lo van a recontra malcriar, creo que está bueno también.

—¿Tenés proyectos laborales a futuro?

—No sé, yo veo el día a día. Ojalá salga todo bien con el embarazo y me permita trabajar, quizás no en un programa como Masterchef de tantas horas, pero si me permite lo podría hacer tranquilamente. El primer tiempito me parece que me voy a abocar al bebé, pero después que fluya.

—¿Vas a seguir incursionando en la cocina?

—Ahora mis amigos me piden que les cocine, y después en el tema laboral, no cierro las puertas si sale algo interesante.