Exclusivo: el papa Francisco y “Wado” de Pedro dialogaron en Santa Marta sobre la situación de la Argentina y la agenda global

El Papa está preocupado por la situación de la Argentina y ya no le alcanza con escribir cartas o llamar por teléfono a sus contactos religiosos y laicos que tienen información privilegiada respecto a la situación política, económica y social del país.

Francisco también abre en silencio las puertas de Santa Marta y aprovecha ciertas visitas oficiales de figuras clave del Gabinete para conocer a fondo sobre de la crisis interna que protagonizan Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner.

A mediados de marzo, el Papa recibió a Gustavo Beliz en Santa Marta. El secretario de Asuntos Estratégicos es muy amigo de Francisco y conoce todas las internas del Gobierno. Beliz pasó más de una tarde con el Santo Padre conversando sobre la situación de la Argentina y la crisis geopolítica desatada por la guerra ilegal que libra Rusia contra Ucrania.

Beliz representa a Alberto Fernández en el gabinete, y describió al Papa la situación política y económica que enfrentan al Presidente con CFK.

Francisco extraña la Argentina, pero resolvió no regresar hasta que lo considere apropiado. Y esa decisión personal incluye todo el 2023. Un año que será clave para la agenda política: habrá comicios presidenciales y no desea que su figura se transforme en una bandera electoral.

El Papa tenía contacto fluido con Alberto Fernández. Sin embargo, la decisión presidencial de empujar la ley del Aborto enfrió las relaciones entre Santa Marta y la Casa Rosada. Contesta con certeza las cartas personales que envía el jefe de Estado y se puso feliz con el nacimiento de Francisco Fernández Yañez.

Nada más.Francisco y Alberto Fernández durante un encuentro formal en el VaticanoFrancisco y Alberto Fernández durante un encuentro formal en el Vaticano

A principios de abril, Eduardo “Wado” de Pedro hizo una visita relámpago a Roma. El ministro del Interior se encontró con su colega italiana Luciana Lamorgese y visitó la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Con Lamorgese analizó la forma de facilitar trámites de argentinos y argentinas con ciudadanía italiana y en la FAO hizo una presentación sobre iniciativas interprovincialespara aumentar la superficie de producción de alimentos en la Argentina.

Entre la visita a Lamorgese y la presentación oficial en la FAO, Wado de Pedro llegó hasta Santa Marta para conversar con Francisco sobre la situación política y económica de la Argentina y escuchar sus opiniones respecto a la crisis mundial causada por la invasión de Rusia a Ucrania.

Ocurrió el 7 de abril de 2022 en la intimidad de Santa Marta. Y duró noventa minutos.

A diferencia de Beliz, Wado de Pedro tiene una relación cercana con Cristina Fernández de Kirchner y conoce su pensamiento respecto a la agenda política nacional. Esa perspectiva fue muy apreciada por el Papa, que ya tenía la mirada aportada por el secretario de Asuntos Estratégicos.

Voceros del Ministerio del Interior confirmaron a Infobae sobre la reunión de Francisco con De Pedro, pero se mantuvieron herméticos cuando se les preguntó acerca de los detalles del encuentro.

“Fue una audiencia privada”, explicaron esos voceros en Balcarce 50.El Papa besa una bandera de Ucrania traída desde BuchaEl Papa besa una bandera de Ucrania traída desde Bucha

Además de analizar la crisis de la Argentina, el Papa y el ministro del Interior cambiaron opiniones sobre la guerra ilegal desatada por Vladimir Putin contra Ucrania. Un día antes del encuentro en Santa Marta, Francisco había besado una bandera que había sido traída desde Bucha. En esa ciudad cercana a Kiev, las tropas rusas habían desatado un genocidio contra la población civil que escapaba del conflicto.

Cuando el sol caía sobre Roma, De Pedro abandonó Santa Marta rumbo a la sede de la FAO. El ministro agradeció al Papa la generosidad de recibirlo en una audiencia privada, y se llevó un puñado de rosarios que entregará a amigos y militantes.

Cumplirá esa tarea personal en Semana Santa.