Icono del sitio Modo Noticia

Cómo serían los enroques de Suarez y Cornejo en 2023: de Casa de Gobierno al Congreso y viceversa

Candidatura es una palabra prohibida para decirla en voz alta en Casa de Gobierno. Todos acatan la orden del gobernador Rodolfo Suarez y siguen la premisa de Alfredo Cornejo: en el 2022 no se habla de eso, se gestiona. Sin embargo, los estrategas no dejan de tejer maniobras para las jugadas electorales del próximo año y una de ellas tiene a la dupla de Suarez y Cornejo en un enroque que haría que el senador nacional deje el Congreso para volver a Casa de Gobierno, y que el gobernador haga el camino inverso.

El plan que seduce a todo el suarismo es que Alfredo Cornejo sea candidato a gobernador en el 2023, lo que le serviría al radicalismo para ordenar la tropa hacia abajo, ponerle fin a la pelea intestina por esa ansiada candidatura por la que se enfrentarían al menos 3 intendentes y a la vez le sacaría al gobernador la responsabilidad de ser quien termine negociando con los popes de su partido quien sería su posible sucesor.

Pero además, si esa posibilidad se diese, la dupla que conforman Rodolfo Suarez y Alfredo Cornejo -que según la última encuesta de Reale Dalla Torre son los políticos de mejor imagen política y a los que los mendocinos dicen creerles-, lograrían consolidar un tandem de continuidad con el que se ilusiona el radicalismo. Algo similar al invencible equipo de los mendocinos, que en los 90 conformaron los peronistas Octavio Bordón, Arturo Lafalla y Rodolfo Gabrielli.

«Si viniera Alfredo nadie se atrevería a competir con él, e incluso esa candidatura enviaría un mensaje contundente a los socios del PRO», aseguran aquellos estrategas que ya analizan los caminos que podría tomar el diputado nacional del PRO, Omar De Marchi. Es que el legislador hoy se debate entre si disputar la candidatura a la gobernación dentro de Cambia Mendoza, o ir por fuera de ese frente, lo que numéricamente le daría mayores chances de acercarse al sillón de San Martín.

Ante los micrófonos Cornejo negó categóricamente estar pensando en ser candidato a gobernador, pero esa negativa está acotada a un tiempo verbal de un presente que puede cambiar en el mediano plazo.

Hoy a un año de las PASO del 2023 que deberían darse el tercer domingo de abril del próximo año, todos están expectantes de lo que pueda decidir el senador nacional: los propios radicales que aspiran a la gobernación, los peronistas que debaten quiénes integrarán la fórmula para dar la pelea en la provincia lo que dependerá de a quién deban enfrentar, y los mismos laderos del PRO, que negocian cómo y dónde jugar.

Fuese cual fuese la candidatura de Cornejo, su sola salida de la Cámara de Senadores, dejará allí una vacante que debería ser ocupada por el senador suplente, es decir el gobernador Rodolfo Suarez. Eso le serviría al radicalismo para mantener contenida a una de sus figuras actuales que de otra manera, y sin reelección en la provincia, se quedaría sin cargo alguno.

Alfredo Cornejo y sus chances de conformar una fórmula presidencial

Más allá de las ilusiones del suarismo sobre el posible regreso de Alfredo Cornejo a Casa de Gobierno, en el entorno del senador nacional lo ven con grandes chances de integrar una fórmula presidencial.

Saben, y las encuestas se lo muestran, que habría pocas chances de que un radical pueda ser candidato a presidente, aún cuando Gerardo Morales -el gobernador de Jujuy- sueñe con eso. Pero sí lo ven a Cornejo como compañero de fórmula de alguno de los presidenciables del PRO, ya sea Horacio Rodríguez Larreta, o la misma Patricia Bullrich, que no ha ahorrado elogios para el senador nacional mendocino.

«Hay que incrementar su nivel de conocimiento y posicionamiento nacional, pero sería beneficioso para él integrar una fórmula o incluso acceder a un ministerio que le permita mostrar su forma de gestionar», dicen por lo bajo, algunos estrategas cercanos al ex gobernador.

Eligen no dar precisiones de un ministerio en particular, pero en las probabilidades destacan que podría ser un ministerio del Interior o una Jefatura de Gabinete.

Salir de la versión móvil