Icono del sitio Modo Noticia

El detrás de escena de Milei en Mendoza y el intento del PD por sumarse a su boleta en 2023

La llegada de Javier Milei a Mendoza ya genera convulsiones en el arco político local, pero el mayor sacudón se vive en las entrañas del Partido Demócrata. Relegados de la pelea grande en los últimos años, ven su gran chance de subirse a una candidatura popular en la figura del economista y pretenden sellar el vínculo este sábado cuando llegue a Mendoza. Hay una fuerte campaña de afiliaciones y un arduo trabajo para recibir a la comitiva de 30 personas que lo acompañará. Se gestaron al menos tres reuniones para convencerlo. Además, su llegada provocó enojos con Cambia Mendoza y habrá incursiones en la política universitaria.

Algunos demócratas hablan de firmar un acuerdo. Un compromiso más bien simbólico que formal, pero que establezca que el partido y la ascendente estrella vayan de la mano hacia las próximas elecciones. Si no lo logra, al menos tendrá la foto que tan arduamente buscó el año pasado, cuando compitieron junto a Vamos Mendocinos en las legislativas.

En ese momento, y a pesar de la insistente búsqueda que encabezaron la legisladora Mercedes Llano y las figuras del Mendoexit (que incluyeron terciar por medio de Carlos Maslatón), Milei les dijo que no. Ahora, aún más fuerte y convocante que antes, el diputado irrumpirá en la sede de Calle Sarmiento al 667 y posará con el emblema azul a sus espaldas. Los “gansos” esperan que sea todo un mensaje de relanzamiento hacia la ciudadanía, pero también una muestra de poder frente a sus rivales.

El plato fuerte del desembarco libertario será el sábado a las 19 en el Parque O’Higgins, de Capital, entre Ituzaingó y San Luis, donde dará una clase abierta cuyo tema rondará en una de sus tantas propuestas audaces: «Dolarizar».

El fenómeno Milei no sólo traccionará durante el fin de semana, sino que ya comenzó a hacerlo en los 15 días previos. Hubo mesas de afiliaciones, tanto del PD como del Partido Libertario, que rondaron los 18 departamentos de la provincia y también las facultades de la Uncuyo. Aún sin números de cuántos se afiliaron, toda renovación le viene bien a un sello que tiene un padrón antiquísimo, de gente grande; y además, hay casi 300 voluntarios trabajando en la previa desde distintos municipios.

Milei y Mercedes «Mechi» Llano, una de las figuras del PD y organizadoras del encuentro.

Los demócratas esperan un “refresh” subidos al lomo del economista. Una renovación que llega incluso la desde lo visual, porque dedicaron todo el fin de semana a repintar la sede, el lugar donde el precandidato a Presidente va a recibir a la prensa. La mesa de los que tendrán micrófono aún no termina de conformarse, pero se habla de que sólo estarían Roberto Ajo (preside el espacio a nivel local), Carlos Balter (preside a nivel nacional) y el propio Milei. Puede sumarse alguno de los que vienen de Buenos Aires.

Por ahora, los libertarios mendocinos no serán parte de la conferencia. Aunque han acompañado -casi en silencio- la campaña previa a la visita, algunos sienten que el PD los está avanzando, que se quieren apropiar de una figura que les pertenece más a ellos que a ningún otro partido, aunque la verdad es que la gestión para traerlo a Mendoza fue totalmente demócrata y comenzó hace meses. Igual están contentos, dicen que la gente hizo cola frente a las mesas de afiliación (destacan sobre todo mucho interés en el Valle de Uco) y marcan que para ellos todo está recién empezando.

Más allá de eso, el Partido Libertario a nivel nacional sí mantiene el vínculo aceitado. De hecho su titular en CABA, Nicolás Emma, no sólo es uno de los abogados más cercanos a Milei, sino que se lo ubica como uno de sus armadores federales. Es quien está coordinando la visita del economista a otras provincias -en enero ya estuvo en Córdoba- y al conurbano bonaerense. En pocos días se espera que visite Neuquén y que también haya una charla pública, aunque no trascendió si será la misma que en Mendoza: «Dolarizar».

Seguridad privada, un director de cine y los Menem

Milei estuvo hace dos semanas en Mendoza y almorzó junto a Roberto Ajo en el Hotel Cervantes de calle Amigorena. En ese encuentro, del que también participó Carlos Kikuchi- un periodista y comunicador social transformado en uno de sus colaboradores más cercanos-, se terminaron de definir los pormenores de su llegada. Las reuniones, en realidad, habían comenzado mucho antes.

Ya en los pasillos del Hyatt, durante el desayuno de la Coviar, que fue el 5 de marzo, algunos empezaban a comentar que el PD gestionaba esa carta. “Se acordó en un encuentro que tuvimos en Córdoba y la verdad es que se fue posponiendo, la idea era hacerlo poco después de Vendimia, pero no pudimos”, confesaron desde el partido.

Encabezará la conferencia de prensa del viernes por la mañana. A su lado, por ahora, estarán Balter y Ajo. Podría sumarse alguno de los dirigentes nacionales del PD que llegan a Mendoza.

La gestión la inició Carlos Balter en persona hablando con el propio economista. Después la siguió Roberto Ajo, que coordinó con Karina, la hermana de Milei, quien –como ya se ha dicho varias veces- delinea todo lo que tenga que ver con sus apariciones públicas y relaciones con la prensa.

A Mendoza llegará con una comitiva de casi treinta personas. Al menos seis de ellas son de su seguridad privada y todavía resta la confirmación sobre si se sumará el joven cineasta Santiago Oría, que se encarga de todo el contenido audiovisual de la campaña. Santiago es nieto de Jorge Salvador Oría, que fue candidato a vicepresidente de Álvaro Alsogaray en 1983 (terminaron sextos, con menos del 1% de los votos) y es el cerebro detrás de todas las tomas que prepara el equipo de Milei desde 2020.

Uno de los sellos de Oría es la ya icónica canción “Panic Show” de La Renga, acompañando imágenes del economista ante un enfervorizado público. Es el tema que contiene dos frases, precisamente, muy afines a la liturgia mileista -y por eso les viene como anillo al dedo-: “Hola a todos, yo soy el león (…) toda la casta es de mi apetito”. La melodía se complementa con tomas del candidato dando la espalda, los seguidores de frente, y el avistaje cenital de los drones

Al grupo que pisará Mendoza en días se suman el legislador porteño y comunicador financiero Ramiro Marra y varias de las figuras nacionales de esta coalición en ciernes: Victoria Villarruel (diputada nacional por La Libertad Avanza), Rodolfo Eiben (PD Córdoba), Nahuel Sotelo (legislador de Espert en Buenos Aires) y el exsenador Eduardo Menem junto a su hijo Martín (la pata riojana). No será el único condimento menemista: también se espera a Roque Fernández, ministro de Economía entre 1996 y 1999, y quien ahora está cerca del sector libertario.

Santiago Oría estudió Derecho y después se pasó a la escuela de cine. Hace casi trece años que incursionó en política y hoy es el encargado audiovisual de la campaña.

A todos ellos se sumarán referentes demócratas de todo el país, excepto de CABA, donde la cúpula del PD acompaña abiertamente a Rodríguez Larreta y forma parte de Juntos por el Cambio. Sí vendrán dirigentes de San Juan, San Luis, Chaco, Misiones, Provincia de Buenos Aires y Santa Fe.

Cambio de agenda: se sumó la militancia universitaria

Milei agregó una actividad más en la provincia. No serán solamente la clase abierta de economía y la conferencia de prensa, sino que además se encontrará con la agrupación política UPAU (Unión para la Apertura Universitaria), que fue fundada por Carlos Maslatón en 1983 y que, en la mayoría de las provincias, funciona como la juventud del Partido Demócrata. Mendoza es una de ellas.

El encuentro se maneja casi en secreto y es por eso que no había sido dado a conocer todavía, pero es un hecho que los equipos de Milei ya trabajan en cambios de itinerario, e incluso ya modificaron en parte su agenda con los medios de comunicación mendocinos para el viernes por la tarde. El encuentro iba a ser en una facultad de la Universidad Nacional de Cuyo, pero aparentemente esa posibilidad se cayó y están en busca de una nueva sede.

Será cerca de las 18 y aún no está claro si será una clase de economía, pero se definió que sea un encuentro de tono académico. Además de generar la chance de mostrarse con los jóvenes, el grupo etario en el que Milei tiene más y mejor llegada; a la UPAU mendocina le servirá para fortalecer su nombre dentro de la política universitaria de la Uncuyo.

El presidente del PD, Roberto Ajo, con militantes del movimiento UPAU: Lautaro Soza Torrijos, Valentina Zenocrati y Agustín Lucero,

Milei para los radicales y los críticos

“En Cambia Mendoza le quieren quitar méritos porque viene pisando con todo”, dice un referente demócrata ante nuestra consulta. “Se ha instalado que no tiene estructura, que no tiene equipo para gobernar. Hay como una campaña para que la gente no lo vea como una opción viable en 2023”.

El PD dice que a los dirigentes radicales les molesta verlos con cierto protagonismo luego de tanto tiempo y, sobre todo, tras la ruptura con el frente allá por fines del 2020. Hasta deslizan que la foto que trascendió la semana pasada entre Milei y el diputado José María Videla Sáenz fue usada por la coalición para “distraer y confundir”, respecto a quiénes son y pueden ser sus aliados. A esas intrigas pueden sumarse las últimas encuestas de Reale Dalla Torre, que le dan la bienvenida al liberatario diciendo que, en la provincia, su nivel de credibilidad es menos de 30%.

Pero el encuentro de la foto se dio en Martínez, Provincia de Buenos Aires, y tenía algunas semanas de premeditación. Como se dijo en estos días, es probable que Milei haya comenzado a sondear también a otras estructuras a nivel nacional y que, justamente, el Partido Renovador Federal, que Videla conduce en el país, sea una de las opciones que baraja. No necesariamente fue una mano negra de políticos ligados al oficialismo doméstico.

La invitación para «Dolarización», la charla abierta que mantendrá este sábado. Según fuentes del PD, está previsto que Milei atraviese a todo el público antes de subir al escenario.

Por último, el enojo más reciente que ronda los pasillos demócratas tiene que ver con el resonante artículo que publicó este lunes el diario Washington Post: “He raffles off his salary. He could be Argentina’s next president” (“Él dona su salario. Puede ser el próximo presidente de Argentina”). Según contaron a Diario UNO, para ellos se armó una tarea de “bajarle el precio a la nota”; machacando en las redes con que su autor -el periodista financiero David Feliba- es argentino y que no expresa para nada un aval internacional, ni tampoco del Washington Post, a la candidatura de Milei.

Polémicas fuera, tanto para el PD como para los libertarios -que también se consideran anfitriones-, lo que ocurra este fin de semana será uno de los hechos fundamentales del 2022. En cuanto a aspiraciones, los primeros buscan que Milei los ayude a renacer políticamente. Los segundos, que los acompañe en sus primeros pasos, mientras esperan que a mediados de año -julio o agosto- les habiliten su propio sello partidario.

Lo que es seguro es que a Javier Milei, cuando se suba nuevamente al avión el mismo sábado por la noche, lo esperarán otras giras y nuevas provincias. Probablemente con el mismo nivel de expectativa.

Salir de la versión móvil