Icono del sitio Modo Noticia

La mamá de Guadalupe Lucero pidió coherencia: “Es lógico que hayan huesos y ropa en un predio público”

“De los rastrillajes, es lógico que hayan huesos en el camino, ropa también. Es un predio público, usado como basural para mucha gente, y como medio de camino para animales”. La frase es de Yamila Cialone, la mamá de Guadalupe Belén Lucero, de quien nada se sabe desde el 14 de junio del año pasado en San Luis. Las palabras de la madre de la nena de 5 años llegaron luego de los rastrillajes en un descampado donde se encontraron botas, una calza rosada y restos óesos que no serían hemanos.

Las palabras de Yamila fueron parte de un posteo que hizo en Facebook, donde en varios pasajes fue crítica con los medios. Ella no ha hablado con la prensa desde que comenzaron esta nueva serie de procedimientos. Pero sí lo hace en sus redes sociales.

“Coherencia, que tampoco se cerró (el predio) como para que todo lo que se encuentre tenga que ver específicamente con Guada, y también porque no se está trabajando con el aroma de ella. Una sola persona tiene su aroma original y es Santiago, lo que se está haciendo ahora, en ese procedimiento del que no quise ser parte, es solo para desplazar hipótesis”, se expresó.

Y siguió con una aclaración en tono con un posteo que realizó ayer donde remarcó que busca a su hija con vida: “La búsqueda de ella nunca se paró, que lo hagan mediático ahora no significa que se reactivó. Antes también se buscaba… Y después de esto”.

Yamila dijo que “agradece por querer hablar de Guada para que se viralice”, pero destacó: “Más agradecida estoy con la gente que todos los días se toma un tiempito para seguir publicando la foto de mi hija en sus perfiles, compartiendo, comentando, y apoyando. Ellos son los que realmente no han dejado que Guada quede en el olvido… La gente todos los días sigue su búsqueda y gracias a ellos Guada sigue presente”.

El padre de Guadalupe, Eric Lucero, en cambio, optó por otra forma de enfrentar estos nuevos procedimientos en el barrio 244 Viviendas de la capital de San Luis, donde desapareció la nena cuando jugaba con sus primos. A él y a su ex pareja este miércoles les mostraron las prendas halladas por agentes de Gendarmería Nacional en los rastrillajes para ver si las reconocían como ropa de Guadalupe.

“Vinieron hasta mi casa, trajeron una prenda de vestir con muchas similitudes. Si bien el color de la calza está bastante deteriorado, tiene bastantes similitudes a una prenda que mi hija tenía o había tenido en su momento, pero cuando desaparece la que estaba con ella era la mamá, y más que ella nadie va a saber cómo estaba vestida”, dijo y amplió en diálogo con TN: “Por el largor (sic) no era porque mi hija es mucho más larga”.

”Es difícil poder determinar si era o no, ya que la prenda se encontraba bastante deteriorada por estar a la intemperie, es una prenda de color rosa, clarito”, agregó Eric.

En tanto, el segundo día de rastrillajes no arrojó novedades y el fiscal de la causa, Cristian Rachid, recién brindará información este jueves. Los operativos seguirán hasta el viernes, e incluyen a la Policía provincial y los canes de la Policía Federal. En tanto, el resultado de los análisis de los restos óseos recién se conocerá en una semana.

.Las prendas de vestir, y restos óseos, fueron hallados durante el rastrillaje realizado el miércoles por efectivos de Gendarmería y de la Policía Provincial en la denominado “zona cero”, donde desapareció la niña. El abogado defensor del padre de Guadalupe, Héctor Zabala, dijo a Télam que “en un 90 por ciento estoy seguro que los restos óseos pertenecen a un animal” y que entre las prendas se encuentra “una calza pequeña y unas botitas número 30″.

Además, el letrado que patrocina a Eric Lucero agregó que la zona es “como un basural y allí hay restos de vacas, chanchos y zorros, además de ropa”, por lo que consideró que el “hallazgo que fue comunicado ayer” por el fiscal federal Cristian Rachid, “no despertó demasiada expectativa por las características del lugar y las declaraciones de una antropóloga, que aseguró que los restos podían ser no humanos”.

El Fiscal Federal Cristian Rachid ratificó que hay “un sinnúmero de medidas en curso”, que por el momento no serán reveladas, aunque redundó que los rastrillajes se enfocan en las líneas de investigación que apunta a un posible secuestro de la niña y un accidente, esto último a raíz de lo que habría dicho una niña a psicólogos, testimonio que se logró a través de actividades de juego.

La menor, que padece un retraso madurativo, “habría regresado el día de la desaparición de Guadalupe con la ropa embarrada y restos de pasto en la cabeza, reproduciendo una versión poco entendible sobre la niña desaparecida, por la que se infiere la posibilidad de un accidente en un juego entre ellas”, explicaron fuentes vinculadas a la causa.

Los nuevos rastrillajes fueron ordenados por la Justicia federal, que se encuentra a cargo de la causa desde diciembre del 2021, luego de que la Justicia provincial declinara de continuar investigando y ante la presunción que se podría estar ante delitos de órbita federal.

Salir de la versión móvil