Máxima tensión contra Locho Loccisano en El Hotel de los Famosos: “Está al límite”

Este lunes de eliminación, en El Hotel de los Famosos(El Trece) se dio una definición más que picante. Y, mientras tanto, continúa creciendo la hostilidad contra Locho Loccisano. El casi desconocido participante que entró en reemplazo de Rodrigo Noya fue señalado por sus compañeros como el más flojo de todos a la hora de trabajar.

“¿No tiene que estar Locho en el staff?”, se preguntó Melody Luz ante su ausencia en la cocina. “Debería estar. Sí, ya le dijimos 300 veces”, respondió indignado Martín Salwe. ¿Qué estaba haciendo? Tocando la guitarra para los huéspedes. “Estaba haciendo un show para ellos”, se disculpó mientras le hacían entender que su actitud no era la correcta para con sus compañeros. “Si les molesta mucho, el viernes tenemos de vuelta el Todos contra Todos”, desafió Locho.

“Rodrigo Noya era muy divertido, ¿no?”, preguntó después acerca del participante al que reemplazo. Y fue atacado por todos en la cocina. “Sí, terrible… Pero pesado como collar de melones”, dijo Walter Queijeiro respecto de la intensidad del actor. “¿Es más pesado que yo?”, preguntó entonces Loccisano. Y el periodista de deportes le dijo rotundo “no”, por lo que todos rieron alrededor.Locho Loccisano se ganó el odio de sus compañeros en el staff de El Hotel de los FamososLocho Loccisano se ganó el odio de sus compañeros en el staff de El Hotel de los Famosos

“Era de otro estilo de pesadez”, acotó Silvina Luna. “Hace todo lo posible para que lo elijan peor staff, peor compañero, peor participante… Peor risa, le van a decir cualquier cosa. Es todo lo peor”, la siguió el Chanchi Estévez, con quien la semana pasada se cruzó por su cercanía con Sabrina Carballo.

De repente, Salwe se sacó de las casillas al notar que el ex Combate no estaba para lavar los platos tras el almuerzo del staff. Y le pidió a Luna que intervenga: “Sil, ¿le podés decir a Locho que venga a hacer algo, porque no hace una goma? Está tocando la guitarra. Decile que lave los platos”, pidió el locutor, indignado. Estévez fue más allá: “Qué pesado, eh… Hasta que le meta un botellazo”. “La verdad es increíble que cuando hay que cocinar, lavar, ordenar, lo que sea, el chabón está siempre con un pucho o con la guitarra”, describió Martín sobre la mala actitud de su compañero.

Finalmente, Silvina lo conminó a que lave los platos, pero Locho insistió con la guitarra. Incluso, para cantarle una canción al Chanchi, en la que se burlaba de él. “Chanchi, Chanchi, ¿qué te pasa? Por favor. Me querés ver en la H, y que te haga el orto…”, se desubicó en tono de humor, pero el ex futbolista se rió ante la soez ocurrencia. “No es odio a Locho, es solamente una cuestión de piel. No le cae nada bien a nadie de la familia, por eso… ¡track!”, acotó el ex futbolista en off.En lugar de ordenar o limpiar, Locho Loccisano se la pasó tocando la guitarraEn lugar de ordenar o limpiar, Locho Loccisano se la pasó tocando la guitarra

Mientras todos limpiaban y ordenaban, Locho seguía centonando canciones. “Creo que igual está al límite de que alguien lo mate”, dijo Sabrina Carballo y varios a su alrededor coincidieron con su apreciación. Con la intención de hacerlo tomar conciencia, Lissa Vera tuvo una charla con él en la que creyó ver al “verdadero Locho, alguien totalmente transparente”. “Tenés que buscar tener más afinidad con los demás, el tema de la convivencia está al borde del Borda”, le dijo la ex Bandana. “Yo me llevo bien con todos”, le respondió él. “Evidentemente, vivís en un cumpleaños”, cerró ella.

Finalmente, y de manera sorpresiva, los gerentes del hotel eligieron a Majo Martino como la peor staff de la semana. “Esto es un divague total, Locho fue peor que yo”, dijo la periodista, indignada. Así, terminó peleando con su amiga Silvina Luna para no quedar eliminada de la competencia. La competencia de la H fue muy pareja e incluso se ayudaron mutuamente, pero finalmente Martino fue la vencedora y eliminó a Silvina. “Levantar la tarjeta y ver a mi amiga ahí, fue una sensación muy contradictoria”, dijo Majo entre lágrimas.