Femicidio de Natalia Tagua: la causa se encamina al juicio popular

La defensa de Arturo Antonio Sáez Millán, el sujeto acusado del femicidio de Natalia Tagua –ocurrido el 20 de octubre pasado en el cruce de calles Luzuriaga y Paula Albarracín de Sarmiento, de nuestra ciudad– desestimó ayer la posibilidad de la realización de un juicio abreviado en el que el sujeto aceptara la autoría del crimen y recibiera la sanción correspondiente por parte de un juez técnico y, por lo tanto, la causa se encamina a ser definida en un juicio por jurados populares.

Sáez Millán se encuentra detenido con prisión preventiva, acusado del delito de homicidio calificado por haber mediado relación de pareja y por contexto de violencia de género, y desobediencia a una orden judicial, por lo que en un eventual debate arriesgaría la pena de prisión perpetua. Fuentes cercanas a la investigación afirman que el plexo probatorio es amplio como para determinar la autoría material del hecho en manos de Sáez.

Así las cosas, ahora el caso ingresará en la etapa final de la investigación penal preparatoria y luego llegará el momento de la fijación de fechas para la elección de los jurados populares y, luego, el debate en sí. En cuanto a los plazos, se estima que sería en la segunda mitad de este año.

Violencia, desobediencia y muerte
De acuerdo a lo que han podido reconstruir los investigadores hasta ahora, el miércoles 20 de octubre del año pasado, cerca de las 22, Sáez interceptó a Natalia Tagua cuando esta regresaba a su hogar junto a dos compañeros después de haber concurrido a un establecimiento educativo donde cursaba la escuela primaria. Así, en cercanías de la esquina de Paula Albarracín de Sarmiento y Luzuriaga, el hombre atacó a Tagua con un cuchillo en la zona del cuello, lo que provocó que la mujer cayera al piso agonizante. Vecinos del lugar, al observar la situación, llamaron al 911. Minutos después, cuando un móvil policial arribó al lugar, observó a una mujer tirada en el suelo, por lo que los efectivos convocaron al Servicio de Emergencias Coordinado, que prestamente llegó al lugar. Sin embargo, los médicos nada pudieron hacer, puesto que la víctima ya había perdido la vida desangrada.


Los vecinos testificaron que un sujeto había atacado a la mujer y brindaron detalles de su fisonomía, por lo que se desarrolló un operativo cerrojo que concluyó con la aprehensión de Sáez en España y Emilio Mitre. Lo mismo ocurrió con la que sería el arma homicida, que fue hallada ensangrentada en la esquina de Córdoba y España.


El 22 de septiembre pasado, Sáez había sido imputado por lesiones leves agravadas por el contexto de violencia de género por golpear a Tagua y fue enviado a prisión, ya que contaba con un antecedente previo por un robo ocurrido en 2006. El 12 de octubre, en tanto, la defensa de Sáez y el fiscal Romano acordaron la realización de un juicio abreviado donde el imputado aceptaba su responsabilidad. Con ello, el juez Sergio González le impuso una pena de 2 años de prisión en suspenso y el cumplimiento de una serie de medidas de seguridad tales como establecer domicilio fuera de San Rafael (se fue a vivir al Valle de Uco), evitar tener contacto con la denunciante y presentarse a firmar semanalmente a la Oficina del Liberado. El martes 19 de octubre, ya en libertad, Sáez debía firmar por primera vez y no lo hizo. Eso motivó a la Justicia a solicitar un pedido de paradero y citación sobre Sáez. Dos días después, y de acuerdo a las pruebas que obran en la causa, Saéz asesinó a su ex pareja