“Se toman las medidas para evitar una devaluación”, aseguró Aníbal Fernández antes de la reunión del gabinete nacional

Atravesado por un tenso clima económico, provocado por la suba del dólar libre y el riesgo país, el gabinete de Alberto Fernández se reúne hoy para analizar los resultados de las últimas medidas económicas y el contexto que vive la Argentina.

Con el jefe de Gabinete Juan Manzur a la cabeza, la Casa Rosada es escenario de una reunión trascendente en la que se analiza la marcha y el diseño de las políticas públicas del Gobierno, informaron fuentes oficiales.

Unos minutos antes de que se inicie el encuentro, Aníbal Fernández habló con los periodistas que estaban en la puerta de la sede gubernamental y aseguró que “se toman las medidas para evitar una devaluación”. En ese marco, el funcionario intentó bajarle el tono al impacto de la suba del dólar libre al afirmar que el mercado paralelo “es muy chiquito y con muy poca cosa se impacta”.

Por otra parte, el ministro de Seguridad fue consultado sobre el faltante de gasoil y admitió que hubo una demora en las compras para abastecer la demanda, pero confió en una próxima normalización de la distribución.

Finalmente, Fernández consideró que hay que hacer un control más eficiente de las cuentas del Estado: “No se puede tener un déficit eterno. Toda la vida nos dijeron, en las dictaduras y con los gobiernos neoliberales, que había que resolverlo por el ajuste. Lo que nosotros plateamos es armar las condiciones para poder crecer y que la generación de riqueza compense esa diferencia, para que nos permita por lo menos empatar y así poder funcionar de la mejor manera”.

La reunión de gabinete se inició a las 07.45 en el salón Eva Perón de Casa Rosada: la encabeza Juan Manzur y participan los ministros del Interior, Eduardo De Pedro; de Desarrollo Productivo, Daniel Scioli; de Justicia, Martín Soria; de Relaciones Exteriores, Santiago Cafiero; de Defensa, Jorge Taiana; de Agricultura, Ganadería y Pesca, Julián Domínguez; de Desarrollo Social, Juan Zabaleta; de Trabajo, Claudio Moroni; de Turismo y Deportes, Matías Lammens; de Seguridad, Aníbal Fernández; de Cultura, Tristán Bauer; de Ciencia, Tecnología e Innovación, Daniel Filmus; y la ministra de Salud, Carla Vizzotti. También están presentes el secretario de Medios y Comunicación Pública, Juan Ross; y el jefe de Gabinete de Asesores, Juan Manuel Olmos.

No asistieron el ministro de Ambiente, Juan Cabandié, que se encuentra de viaje en Portugal; el de Educación Jaime Perczyk (de viaje en Francia); la ministra de Mujeres y Género, Elizabeth Gómez Alcorta (en Santa Cruz); el de Transporte, Alexis Guerrera (viajó a Nueva York); y el de Desarrollo Social, Jorge Ferraresi (está en Polonia). Se espera la llegada del ministro de Economía, Martín Guzmán, quien suele incorporarse con la reunión ya iniciada.Juan Manzur y Aníbal Fernández escuchan a los jefes de las Fuerzas Armadas durante una reunión que se realizó en Casa RosadaJuan Manzur y Aníbal Fernández escuchan a los jefes de las Fuerzas Armadas durante una reunión que se realizó en Casa Rosada

La reunión de gabinete se lleva a cabo en un contexto económico complejo, ya que el mercado cambiario reaccionó claramente al alza, con subas en todas las variantes de la moneda estadounidense, tanto en el segmento “blue” como en los financieros, luego de que el Banco Central implementara nuevas normas que restringieron aún más el acceso a los dólares para importadores.

A esto se le suma que el dólar libre mantuvo la tendencia alcista por tercera rueda consecutiva. La divisa “blue” ganó siete pesos (+3%) en el día, a $239 para la venta, que implica un nuevo récord nominal. En el transcurso de junio el billete gana 32 pesos en el mercado paralelo, un 15,5% que está muy por encima de cualquier estimación de inflación mensual.

La última vez que dialogaron todos juntos, el 15 de este mes, representaba la primera reunión tras la salida del ministro de Desarrollo Social, Matías Kulfas, quien fue reemplazado por Daniel Scioli, ex embajador en Brasil. El encuentro, en el salón Eva Perón de Casa Rosada, había contado con los ministros del Interior, Eduardo “Wado” De Pedro; de Justicia, Martín Soria; de Relaciones Exteriores, Santiago Cafiero; de Defensa, Jorge Taiana; de Agricultura, Ganadería y Pesca, Julián Domínguez; de Transporte, Alexis Guerrera; de Obras Públicas, Gabriel Katopodis; de Trabajo, Claudio Moroni; de Seguridad, Aníbal Fernández; de Educación, Jaime Perczyk; de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Juan Cabandié; de Cultura, Tristán Bauer; de Desarrollo Territorial y Hábitat, Jorge Ferraresi; de Ciencia, Tecnología e Innovación, Daniel Filmus; y las ministras de Géneros, Mujeres y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, y de Salud, Carla Vizzotti. El ministro de Economía, Martín Guzmán se sumó más tarde.

En la misma, Manzur afirmaba: “Hay una tendencia a la baja de la inflación”. Las palabras del jefe de Gabinete hacían eco luego de conocerse el índice de inflación de mayo, con un 5,1% de incremento, que no hizo más que sumar tensión a un panorama económico muy complejo.La reunión de ministros se dará en duro contexto económico, ya que el mercado cambiario reaccionó claramente al alzaLa reunión de ministros se dará en duro contexto económico, ya que el mercado cambiario reaccionó claramente al alza

En aquella ocasión, los ministros y funcionarios, con la presencia del Presidente, evaluaron, entre otros asuntos, un informe del Ministerio de Trabajo acerca del empleo registrado en el sistema de Seguridad Social. De acuerdo con el documento, el trabajo en marzo último llegó a 12,6 millones de trabajadoras y trabajadores y representó el valor más alto de la serie estadística iniciada en 2012.

A raíz de esos valores, el mandatario hizo en esa oportunidad un “pedido formal a todo el gabinete de redoblar esfuerzos en cuanto a la gestión y, obviamente, priorizando las acciones que tengan mayor impacto y privilegiando a los grupos sociales más vulnerables”, según había comentado Manzur en una conferencia de prensa posterior.

El panorama que atravesaba el país en esa última reunión sigue siendo casi el mismo. La depreciación de los títulos públicos, la demanda y el aumento de dólares en el mercado paralelo, la suba del riesgo país y los problemas con el abastecimiento de gasoil en varias zonas del país habían provocado inquietud y preocupación en el equipo económico que lidera Martín Guzmán.