Teatro Plaza: imputaron al conductor que atropelló a 23 personas el domingo a la salida de un show

El fiscal Jorge Calle imputó este martes a Aldo Díaz (62)el conductor que atropelló a 23 personas el domingo en la puerta del Teatro Plaza, mientras algunos de los afectados luchan por recuperarse tras ser arrollados por el vehículo que manejaba el hombre. De hecho, hay tres víctimas que permanecen internadas.

Los cargos son «lesiones culposas graves por la conducción antireglamentaria e imprudende de un vehículo automotor en la vía pública agravadas por ser más de una víctima y lesiones leves culposas», todo en concurso real.

El imputado, que manejaba un coche sin adaptar, continuará detenido porque quedan medidas de prueba pendientes. Luego se evaluará si recupera la libertad.

Una mujer en terapia intensiva

Eran cerca de las 22 del domingo y la gente se agolpaba en la puerta del Teatro Plaza, que se ubica justamente al lado de la plaza departamental de Godoy Cruz. Era el público que había asistido a la obra «Dos locas de Remate», protagonizada por Soledad Silveyra y Verónica Llinás.

Los videos muestran que en ese momento un VW Vitrus ingresó por esa entrada y atropelló a muchos de los que conversaban tranquilamente tras presenciar el espectáculo.

El fiscal Calle ya accedió a un adelanto del informe que han elaborado los peritos. «El vehículo logró una velocidad importante. No se trataría de un problema en la caja porque la orden de ir marcha atrás funcionó», precisó.

El hecho de que Díaz se subiera a un auto sin adaptaciones complica sus perspectivas frente a un tribunal

Calle recalcó que el auto no tiene adaptaciones para la discapacidad motriz en las piernas que padece Díaz. En esas condiciones, haber decidido conducir el rodado, teniendo además el carnet vencido, complica las perspectivas del acusado frente a un tribunal.

Este martes había tres personas en estado grave, entre ellas Gabriela Rodríguez (27), quien permanece en el Hospital Central con asistencia respiratoria y pronóstico reservado a causa de un fuerte golpe en el cráneo. Si alguna de las víctimas fallece, la situación procesal de Díaz se agravará.

Desde el entorno del imputado, en tanto, hacen lo posible por contenerlo. Argumentan que acaba de perder a su madre -con quien residía- y que no pudo renover su carnet por las postergaciones que conllevó la pandemia.