Thomas dispuso que las asambleas gremiales deberán hacerse fuera del horario de clases

El director de la DGE, José Thomas, resolvió autorizar la realización de asambleas gremiales dentro de los edificios escolares solamente si no se superponen con la jornada escolar.

Entonces, este tipo de medidas amparadas por la Constitución Nacional «deberán finalizar como mínimo quince minutos antes o comenzar 15 minutos después de la finalización» del horario escolar.

También, propuso mediante la resolución 2722 de la DGE, «podrán realizarse las asambleas los días sábados, domingos y/o feriados si el Director del establecimiento escolar así lo autoriza».

La respuesta del SUTE, a través de sus autoridades Carina Sedano y Gustavo Correa, no se hizo esperar.

La DGE prohibió asambleas gremiales en horario escolar

«Dispóngase que toda actividad (…) que implicare la realización de asambleas o reuniones de personal (…) y que se realicen en los lugares de trabajo, deberán finalizar quince minutos antes del inicio de la jornada escolar o bien, comenzar después de transcurridos quince minutos de la finalización del horario de clases», marca el artículo 1 de la normativa firmada por José Thomas.

«No pudiendo en ningún caso, desarrollarse en horario de prestación del servicio educativo y sin previa notificación fehaciente de su fecha y hora de realización, con 48 hs. de anticipación», agrega el mismo artículo.

Y en el caso de las escuelas albergues, reza además, las mismas no podrán realizarse mientras «dura la albergada de los alumnos en los establecimientos educativos públicos de gestión estatal».

Entre los argumentos de la medida, el director general de escuelas cita «el derecho superior de los niños, niñas o adolescentes a tener acceso a una educación con estándares de eficiencia, calidad y en miras a la excelencia».

Y agrega «en aras de la protección de los alumnos y de la educación en general, es que no deben superponerse la realización de las asambleas sindicales, con la permanencia de los estudiantes en los establecimientos educativos».

La crítica del SUTE y la normativa provincial vigente

Actualmente, el régimen de asambleas gremiales en la Provincia está regido por la resolución 129/16 del ministerio de Gobierno, Trabajo y Justicia.

En esa norma se garantiza el derecho a realizar «asambleas o reuniones de empleados en los lugares de trabajo» sin necesidad de autorización previa pero sí con una comunicación de por lo menos 24 horas de antelación.

Además, en el anexo se indica que en caso de producirse una asamblea, «el funcionario o agente responsable de recursos humanos o superior jerárquico de la oficina u ente donde se realice la reunión, deberá arbitrar los medios necesarios a fin de que los servicios públicos que se prestan, sufran la menor afectación posible, en el marco del respeto del derecho a reunión».

En esta norma (además de en la Constitución) basan su derecho los trabajadores representados por el SUTE, quienes, en persona de Carina Sedano y Gustavo Correa salieron a criticar la medida de la DGE.

Representantes del SUTE recorrieron escuelas y distintos puntos de la Provincia en reclamo por mejoras salariales y condiciones en los establecimientos.

Representantes del SUTE recorrieron escuelas y distintos puntos de la Provincia en reclamo por mejoras salariales y condiciones en los establecimientos.

«Las asambleas se hacen en horario de trabajo porque es un derecho del trabajador», recalcó Correa en diálogo con Diario UNO.

«La resolución es restrictiva al derecho de la libertad sindical. La jurisprudencia nacional y provincial hasta les permite participar de asambleas a los trabajadores no afiliados», agregó.

«Este Gobierno practica la antidemocracia. Es muy triste en términos de evolución de los procesos democráticos», dijo respecto de la medida de la DGE.

Carina Sedano, en tanto, opinó que esta resolución es una respuesta a las protestas de los docentes de los últimos días, quienes se manifestaron en la Ciudad de Mendoza pidiendo por salarios más altos y mejoras en las condiciones laborales.

«Las escuelas hablaron y la DGE las quiere callar», señaló la secretaria general del SUTE, quien a su vez aprovechó para reiterarle a Thomas el pedido de que convoque a paritarias de manera urgente: «No le tenga miedo al debate, al diálogo, al consenso, al disenso, a la democracia».