Casi 5.000 mendocinas y personas LGBTI pidieron ayuda por ser víctimas de violencia de género

En Mendoza, casi 5.000 mujeres y personas que integran el colectivo LGBTI se presentaron para ser parte del plan Acompañar, que da un subsidio y respaldo psicosocial a víctimas de violencia de género.

Según explicó la directora de Género y Diversidad de la Provincia, Belén Bobba, este número es equivalente a las que finalmente obtuvieron el subsidio.

La funcionaria describió los alcances del plan, que en Mendoza está disponible desde el 2021, y detalló qué pasos deben seguir las víctimas de violencia de género para recibir ayuda.

De qué se trata el programa Acompañar

Si bien la violencia un fenómeno que afecta a la persona en lo físico, psicológico, social y económico, la funcionaria destacó que cuando se estudian las causas por las que las que las víctimas no se separan del agresor, el peso de lo económico es mucho mayor.

Por esto, y por que el objetivo del Acompañar es la desvinculación de la víctima de violencia de género y el victimario, es que se prioriza darle la garantía de un ingreso fijo, al menos en la primera etapa de este proceso.

Sin embargo, Bobba explicó que cuando las provincias firman el convenio con Nación para la descentralización de fondos, uno de los requisitos es detallar cuáles van a ser las estrategias que se van a poner en práctica para que esa desvinculación se produzca.

En la dirección que ella representa tienen diferentes servicios para acompañar a las víctimas de violencia de género. En primer lugar, les ofrecen asistencia psicológica, pero no dejan de lado el asesoramiento legal. Por otra parte, también cuentan con trabajadoras sociales para comprobar el tema habitacional y familiar.

En cuanto a la ayuda psicológica, en la dirección de Género y Diversidad funcionan cuatro grupos de terapia que integran personas que transcurren o transcurrieron una situación de violencia de género. Estos están disponibles para quienes quieran sumarse a ellos.

Además, una de las metas que se ponen mientras las mujeres y personas en situación de violencia de género se encuentran bajo programa, es solucionarles la parte económica inmediatapero sin dejar de lado lo que sucederá con ellas en el futuro.

Generalmente, cuando dejan de recibir el subsidio del Acompañar, comienzan a integrar el Programa Provincial Nuevas Redes, cuyo objetivo es que adquieran autonomía.

Esto implica una vinculación con el mundo del trabajo, para esto, la dirección de Género y diversidad articula acciones con la dirección de Empleo del ministerio de Economía de Mendoza.

Qué debe hacer una persona en situación de violencia de género

Los pasos a seguir cuando se afronta una situación de violencia de género dependen del peligro que corra la persona. Si hay riesgo para la integridad física o la vida, Bobba aconsejó llamar directamente al 911 y especificar lo que está ocurriendo.

En cuanto a este último punto, vale realizar una aclaración. Es cierto que el equipo que atiende las llamadas de emergencia fue muy criticado por el abordaje del caso Florencia Romano, sin embargo y según aseguró Bobba, las mayor cantidad de capacitaciones sobre la Ley Micaela que dictó el personal de su dirección durante el 2021, fueron para la gente del ministerio de Seguridad.

Si la situación de violencia de género no pone en riesgo la vida de la víctima, lo que esta debe hacer es llamar al 144, en donde la van a guiar acerca de dónde y a quién recurrir, según el lugar en el que resida.

En Mendoza, las personas que transiten alguna de estas situaciones, pueden recurrir a la dirección de Género y Diversidad de la Provincia, o a las áreas de género de los municipios.