El Gobierno afronta desde este jueves la reapertura de paritarias en un contexto complejo

El gobierno de Mendoza decidió reabrir paritarias esta semana y los primeros gremios convocados desde las 9 de este jueves son el Sindicato Unido de Trabajadores de la Educación (Sute), la Administración Central y los profesionales de la Salud (Ampros). Seguirán otros representantes de los estatales a lo largo de varios días.

La cita es en el Centro de Congresos y Exposiciones. Y ante los vaivenes de la economía nacional -el miércoles el dólar blue cerró por encima de los 300 pesos- nadie se atreve a anticipar nada.

La segunda tanda de diálogos tendrá lugar el viernes, cuando llegará el turno de la Secretaría de Ambiente y Ordenamiento Territorial, Ecoparque, Parque y Paseos Públicos, Guardaparques, Régimen 35, Régimen 15 de Salud e Instituto de Juegos y Casinos.

La grilla continuará el martes 26 con los organismos de control; y el miércoles 27 será el encuentro con funcionarios y empleados judiciales, Dirección Provincial de Vialidad, Fondo para la Transformación y el Crecimiento, Subsecretaría de Trabajo y Empleo y EPAS.

El SUTE será el primero en sentarse a hablar con el Gobierno en esta reapertura de Paritarias.

El SUTE será el primero en sentarse a hablar con el Gobierno en esta reapertura de Paritarias.

Las paritarias y la dificultad para hacer pronósticos

Los gremios venían reclamando la reapertura de paritarias desde hace tiempo. En marzo se cerró con los estatales una suba del 40% anual en siete tramos, más una suma fija de $7.200 y el consenso para volver a sentarse en septiembre.

Esa frazada quedó corta. Las remarcaciones sostenidas en el precio de artículos de la canasta básica tuvieron eco en forma de quejas que se multiplicaron. Y en el entorno del gobernador Rodolfo Suarez intuyeron que si atendían a un sindicato iban a venirse los otros.

Ahora aparecen todos los gremios en el horizonte. Y no sin argumentos: la inflación de Argentina proyectada para 2022 supera, de acuerdo con numerosos pronósticos, el 75%.

En consecuencia, son varios los referentes que anticiparon que solicitarán una «cláusula gatillo» o alguna herramienta que siga al avance inflacionario.