La discusión por el valor del auto del accidente en el teatro Plaza derivó en una polémica judicial

Hace diez días que está privado de su libertad el conductor que atropelló a un grupo de personas en la puerta del teatro Plaza. Parecía sencillo que Aldo Eduardo Díaz (62) recuperara su libertad tras el accidente en Godoy Cruz, pero diferencias respecto a la fianza que debe rendir generaron un cruce entre el fiscal que investiga el hecho y la defensa del artista plástico. Ahora será un juez quien, por segunda vez, deba dirimir la cuestión en la causa.

Tras el grave siniestro que dejó varios heridos –hay una mujer que todavía está internada en grave estado-, el conductor del VW Virtus quedó privado de su libertad. Los primeros días estuvo alojado en un calabozo de la Comisaría 7. Luego de ser imputado en el expediente, el fiscal de Tránsito Jorge Calle le dio el recupero de la libertad pero para eso debía rendir una caución de $1.500.000.

El defensor oficial Gabriel Galeota presentó un hábeas corpus reclamando que mientras tramitaban la fianza el hombre debía quedar libre ya que por su discapacidad motriz no podía estar alojado en la dependencia policial. La jueza Mariana Gardey rechazó la liberación pero sí ordenó que quede alojado en prisión domiciliaria hasta que se haga efectiva la medida.