RAMA CAÍDA CADA VEZ MÁS CERCA DE TENER EL 100% DE AGUA POTABLE

Uno de los objetivos de la Municipalidad de San Rafael es que los vecinos de distritos puedan contar con agua potable en su hogar. Es por eso que se trabaja mancomunadamente con los operadores del servicio para seguir extendiendo redes.
En Rama Caída se están extendiendo casi 5 kilómetros de nuevas cañerías para quedar con más del 95% de los vecinos conectados al servicio de agua potable.
Hace unos días se concluyó con 2400 metros en calle Santa Teresa y ahora se avanza con otros 2500 en calle La Vilina. Entre ambas lograrán incorporar a un centenar de familias al servicio de agua potable.
“Hasta ahora sacábamos agua con una bomba, o dependíamos de la ayuda del municipio con el camión. La obra nos va a permitir tener el suministro en casa, mejorando nuestra calidad de vida”, explicó Carlos beneficiario de la obra que se realiza en conjunto con la Unión Vecinal de Pobre Diablo
“Con esto quedamos muy cerca de cubrir todo el distrito con el servicio de agua. Nos restan un poco más de 2 kilómetros de redes para completar”, explicó el delegado de Rama Caída, Facundo Díaz.
MÁS OBRAS EN DISTRITOS
Además de las obras en Rama Caída, el municipio trabaja con Uniones Vecinales y Cooperativas de distritos para seguir mejorando la prestación
“Actualmente estamos aquí en Rama Caída, pero además en Cuadro Nacional (La Intendencia), El Cerrito, La Nora y Bombal y Tabanera. Es la tarea que nos encomendó el Intendente Emir Félix y vamos a trabajar para llegar a cada rincón del departamento”, indicó el titular de la cartera de Electrotecnia y Agua Potable, Pablo Yagüe.
Otras obras incluyen 3200 metros de nuevas cañerías en Colonia Elena (en las calles El Clavel y Colomar), 1100 en La Llave y 400 en el paraje Palermo Chico de Real del Padre.